¿Cómo se mide el éxito de un programa de wellness corporativo?

Daniel Orrego - Periodista deportivo
hace 1 mes

En el Perú, cada vez más empresas se preocupan en el desarrollo integral de sus colaboradores y colaboradoras. Esto se aprecia en la inversión que muchas están destinando a beneficios que van más allá del sueldo, sino aquellos que buscan que el personal se mantenga más saludable, tenga más tiempo libre para compartir con su familia o pueda vivir una mejor experiencia dentro del ámbito laboral.

Entrena gratis desde tu casa

No te amarres a un solo plan, entrena donde quieras, en tu casa o en cientos de gimnasios con una sola suscripción mensual

Dentro de esta tendencia, un programa de wellness corporativo calza perfectamente pues a través de este se puede lograr que las personas puedan desarrollar una mayor actividad física. Esta condición afecta positivamente no solo en el estado de la salud de las personas, sino también en su ánimo y actitud para desenvolverse de una mejor manera dentro de sus labores diarias. 

Beneficios alcanzados

Uno de los principales beneficios alcanzados con un programa así es la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares. Al tener una rutina más activa, se puede llegar a disminuir este indicador hasta un 50% entre los empleados dado que el número de colaboradores y colaboradoras realizando algún tipo de ejercicio aumentará.

Este punto es importante porque un programa como este no está enfocado en aquellas personas que ya practican algún tipo de actividad física con regularidad pues estas ya conocen los beneficios de hacer deporte y lo más probable es que ya cuenten con una rutina al respecto. Es por eso que con un programa de este tipo muchas empresas han logrado que más del 60% empiece a hacer ejercicio.

Este porcentaje también incluye a aquellas personas que habían dejado de hacerlo por diversas razones: lesiones en algún momento de su vida, embarazos, estudios, etc. Un programa de wellness corporativo también busca reconectar a esas personas con el ejercicio. 

Indicadores adicionales

Obviamente este no es un cambio de la noche a la mañana pues hay que tener en cuenta que se deben romper diversas barreras como el tiempo, disponibilidad, encontrar algo que disfruten, etc. Sin embargo, una vez descubiertos los beneficios de un programa de este tipo, los resultados pueden llegar a sorprender a muchos pues no es un tema al que muchos le prestan atención.

Además, al mejorar el rendimiento físico de las personas, problemas que afectan directamente a la empresa como las faltas por enfermedades o los descansos médicos se reducen debido a que la obesidad o los índices de colesterol pueden disminuir hasta un 50%, de acuerdo a experiencias previas. 

Por último, la actitud de las personas también mejora pues el ejercicio tiene la particularidad de ser una actividad en la que el organismo libera diversos neurotransmisores que hacen que uno se sienta no solo más activo, sino más feliz. En una época en la que es más claro que la motivación es clave para alcanzar objetivos, el practicar una actividad física puede ser un factor clave para aumentar la productividad dentro de la empresa.