¿Puedes decir que sigues una alimentación consciente?

Daniel Orrego - Periodista deportivo
hace 7 meses

Es casi seguro que ya aprendiste que lo que comas está directamente relacionado con tus objetivos fitness. Por más que entrenes todos los días, si no cuidas tu alimentación, no podrás reducir esos kilos de más, si eso es lo que estás buscando. Sin embargo, ¿sabías que la forma en la que comes también puede afectar esto?

¿A qué se refiere el «mindful eating»?

El concepto de prestar atención a lo que comes se denomina «mindful eating». Esta es una práctica que se extiende poco a poco en el mundo y busca poner atención respecto a las decisiones que tomamos al momento de alimentarnos.

Entrena en cualquier gimnasio o estudio fitness

No te amarres a un solo gimnasio, entrena donde quieras con el mismo plan

¿Acaso no te ha pasado que sigues comiendo sin que parezca que te llenas del todo? O quizás eres de las personas que va picando de un lado a otro sin llegar a tener un momento y espacio específico. Este tipo de comportamientos busca erradicar el mindful eating. Prueba con algunos de estos tips para que mejores la calidad no solo de lo que comes sino cómo lo haces.

Tips

Encuentra el espacio y el momento perfectos

Es fácil caer en el error de comer algo al paso o hacerlo mientras ves televisión o terminas algo del trabajo. El ritmo de hoy en día parece que no nos da un respiro, pero es importante encontrar un espacio y momento para todo. Siéntate en una mesa y busca alguien con quien compartir. De esta forma podrás disfrutar un poco más del proceso de comer.

Domina tu «hambre»

La gran mayoría de personas confunde el hambre con el antojo. La próxima vez que tengas esa sensación de querer comprar un sánguche o pedir una pizza reflexiona si es porque realmente tienes hambre o es simplemente un gusto que te quieres dar. Si lo que necesitas es alimento, una fruta o una tortilla de huevos podrán cubrir esa necesidad. Ten en cuenta que muchas veces son nuestras emociones las que nos invitan a comer y no nuestro cuerpo en sí.

Dedícale tiempo a comer

Si determinas por adelantado lo que vas a comer durante el día puedes dedicarle tiempo a comprar cosas, prepararlas y empaquetarlas. Esto hará que se reduzcan las chances de que termines cogiendo algo al paso y cada vez serás más consciente de los alimentos que realmente son buenos para tu salud y tus objetivos personales.